Select Page

LOS BODEGONES CONTEMPORÁNEOS – FOTOGRAFÍA MODERNA AL DÍA

Por Michelle Chaplow

El mundo de la fotografía se inspira de los grandes maestros de la pintura clásica, creando así nuevos rasgos en la representación de bodegones.

Muchos artistas aún vivos trabajan en este ámbito y una de mis favoritas es Laura Letinsky, una fotógrafa canadiense de arte contemporáneo, distinguida por sus bodegones. Los ha exhibido en todo el mundo en prestigiosas galerías como en The Photographer’s Gallery en Londres y en el Museo de Arte Contemporáneo de Chicago. Su trabajo está incluido en galerías permanentes como el Museo de Arte Moderno de San Francisco y la Colección Hermes de París. Laura es profesora de artes visuales en la Universidad de Chicago. Además es miembro del Museo Guggenheim de Bilbao.

Sus imágenes minimalistas, con su prolongación suave de las luces naturales, combinan y fusionan la forma tradicional de hacer bodegones con el estilo contemporáneo, dando lugar a imágenes modernas, que en realidad son obras maestras con esencia propia.

Con todo esto, decidí recrear una serie de cinco imágenes similares, usando un simple mantel de mesa blanco contrastándolo con tomates de color rojo muy intenso.

Los bodegones contemporáneos

El tomate de corazón de buey es una pieza escogida al azar que despierta un interés particular. Una figura irregular, sin forma concreta. Los tomates cherry, distribuidos de manera casual, recuerdan a bolas de billar. Con la representación de objetos a través de la fotografía, tú escoges la escena, el estilo sale espontáneamente y la idea casi se desarrolla sola.

Primera imagen: El tomate de corazón de buey

Los bodegones contemporáneos

El tomate de corazón de buey

Nos encontramos con una pieza sobresaliendo del borde de la mesa colocada de manera equilibrada en una pequeña tabla. El mantel se levanta un poco debido al viento, lo que crea casi una forma triangular, mientras que el tomate está perfectamente quieto sobre la pequeña tabla de cemento gris al borde de la mesa. Ver esto genera cierta tensión e incertidumbre.

Segunda imagen: El tomate de corazón de buey y las bolas de billar

Los bodegones contemporáneos

El tomate de corazón de buey y las bolas de billar

Seis pequeños tomates entran en el encuadre, colocados aleatoriamente. Así, se introduce un elemento de homogeneidad –se establece un contraste con la tensión causada por el tomate a punto de caer. Se aprecia casi una elemento de jerarquía en la escena en la que el el tomate de corazón de buey es el líder y los cherry, súbditos.

Tercera imagen: La incisión

Los bodegones contemporáneos

La incisión

Seis se convierten en siete y un afilado cuchillo atraviesa el ‘tomate líder’, permaneciendo de manera totalmente recta. Un cruel resultado, un corte, una herida.

La posición del cuchillo, hace que este pese más, aumentando las posibilidades de que el tomate caiga al suelo.

 

Cuarta imagen: El paso del tiempo

Los bodegones contemporáneos

El paso del tiempo

La luz cambia – ha pasado un poco de tiempo, una vela aparece y una cerilla se posa perfectamente en el pequeño tomate que se ve en primer plano.

Observando detalladamente, se advierte como uno de los pequeños tomates ha sido aplastado. El cuchillo y su posición crean de nuevo una tensión visual.

Quinta imagen: Serenidad

Los bodegones contemporáneos

Serenidad

El tomate de corazón de buey no aparece en el encuadre. No hay tensión, la vela quema la cera y los pequeños tomates permanecen en una armónica y fortuita escena minimalista. Volvemos a una apacible escena, alejada del drama.

Así se puede crear fácilmente cinco imágenes modernas de bodegones. La fotografía no tiene límites, ni barreras. Es capaz de adaptarse a las nuevas formas de hacer arte, por lo que cada día pueden surgir nuevas formas de fotografía y cómo interpretarlas. ¿Por qué no intentas crear tus propios bodegones contemporáneos?. ¡Es divertido, adelante!